Make your own free website on Tripod.com

Caballeros Crucíferos

La Misión

Home | Imagenes Cruciferos | Los Hijos del Diablo | La Misión | Espiritualidad | Tepeyac | Contacto | De cara al Templo | Crucifer Vs Lucifer | El Cetro de Hierro y el Reino de Dios | Apocalipsis | Viacrucis de los Caballeros Crucíferos | Cantos Gregorianos

No tememos a la vida y mucho menos a la muerte, tenemos la inmortalidad de  Cristo y hemos sido constituidos para la vida eterna, para trascender con  nuestras potestades al cielo y a la tierra, para estrellar la verdad y la  justicia contra los que han buscado sumir a la humanidad en la esclavitud  del pecado, de la carne y de las pasiones desordenadas. No tenemos más armas  que las de la gracia y la verdad. Los 10 mandamientos y el amor al prójimo  son nuestra proclama.

No nos avasallan los poderes del mundo y mucho menos los del demonio que los sustentan. Somos guerreros de Dios Todo Poderoso y portamos el estandarte de Cristo. Si eres uno de los elegidos, cumple tu misión y hazlo con nosotros.
Somos Caballeros Crucíferos.

Cuando somo débiles somos fuertes. La fuerza nos viene de Cristo Salvador,
único mediador entre Dios y los hombres, unico Señor y Dios, de quien nos
viene la Gracia Santificante y el poder de ser hijos de Dios. Somos
Caballeros Crucíferos.

Para el mundo somos ocultos, andamos entre ellos y somos insignificantes
frente a los poderosos, los ricos. Somos humildes como María, por eso
escalaremos la Gloria y llevaremos con Cristo la Luz de Dios a imperar sobre
las tinieblas de la opresión. Somos Guerreros Crucíferos.

La redención se hizo en la Cruz, por voluntad soberana de Dios a través de María. Por eso somos guerreros que portamos la Cruz de Cristo, que tenemos en nuestra carne y en nuestra sangre como promesa y vida de quienes guerreamos contra el demonio, el mundo y la carne para obtener la Gloria en al Jerusalén Celeste.
Somos Caballeros Crucíferos, Guerreros de la Cruz.

      Los Caballeros Crucíferos son soberanos e independientes por la estricta vigilancia que ellos mantienen sobre sí mismos y que asociadamente piden de la sociedad civil, de los gobiernos y del clero, en las materias que señalan los estatutos, en el cumplimiento de la observancia que eligen, que les da el gobierno de sus personas y la libertad de los Hijos de Dios, y por el voto de obediencia crucífera alcanzan la perfecta soberanía en la Iglesia y con Cristo; al servicio de todos los hombres, sin detrimento de la justicia y el derecho. Asociadamente la Orden Crucífera obedece al legítimo sucesor de Pedro en todas las materias en que él tiene autoridad sobre los cristianos.

Soberana y Militar Orden de Caballeros de San Juan Diego del Tepeyac, del Templo del Espíritu Santo, Portadores de la Cruz de Cristo. Caballeros Cruciferos.